martes, 20 de mayo de 2008

Foto con Historia VI

La de hoy es muy especial. De verdad que la aprecio entre las imágenes más conmovedoras que he conocido.

México, 1968. Diez días después de la Matanza de Tlatelolco en la que 500 estudiantes perdieron la vida, comenzaron los Juegos Olímpicos. En nombre del espíritu deportivo el espectáculo no podía detenerse.

México no fue una olimpiada más. Dick Fosbury revolucionó el salto en alto implementando la técnica que hoy lleva su nombre. Jim Hines batió por primera vez los 10 segs. en los 100 mts. llanos. El pentatlonista sueco Hans Gunnar Liljenval se convirtió en el primer atleta en dar positivo en un control antidopaje. La sustancia: alcohol.

Pero si decimos que México no fue una olimpiada más no debemos olvidar 1968. Ese año los tanques soviéticos aplastaron la Primavera de Praga y el intento de un "socialismo con rostro más humano", en Mayo la juventud de París estalló en rebeldía, Vietnam vivió los 366 días más calientes y polémicos de toda la guerra, y la historia política de los EEUU fue atravesada por dos asesinatos: Bobby Kennedy... y Martin Luther King.

En esos Juegos, dos atletas estadounidenses ('afro-americanos' como dicen los yanquis ahora para no decir 'negro') subieron a recibir sus medallas de oro y bronce en 200 mts. llanos descalzos y con un guante negro en cada mano. Se llamaban Tommie Smith y John Carlos. Cuando la bandera su país fue izada y comenzaron a sonar los acordes del himno, los dos cerraron los ojos, agacharon sus cabezas y levantaron el puño enguantado en alto. 'Black Power', el saludo de las Panteras Negras, los 'extremistas raciales' del Movimiento por los Derechos Civiles.

"Poder Negro"

Smith, quien tambien vistió una bufanda en aquella ocasión, luego explicó que la misma representaba el orgullo negro y que los calcetines negros en pies descalzos representaban la pobreza negra en un país racista. El medallista de plata, el australiano Peter Norman (blanco y católico), los acompañó luciendo un distintivo del Proyecto Olímpico por los Derechos Humanos. El australiano fue además quien, ante el olvido de Smith de su par de guantes, tuvo la idea de que cada uno usara uno en cada mano, configurando un 'arco de unidad negra' entre el puño derecho en alto de Smith y el izquierdo de Carlos.

El gesto fue considerado inapropiado por el COI -el mismo COI que consideró que Tlatelolco era inherente a los Juegos-, y se ordenó que los dos atletas estadounidenses abandonasen México en 48 horas (sin medallas, por supuesto). En su país natal los recibieron con amenazas de muerte, ataques incendiarios a sus hogares y el repudio generalizado de una sociedad que consideraba que lo que habían hecho era 'una vergüenza'.

Los dos siguieron caminos similares. Ambos probaron suerte en el fútbol americano, sin pena ni gloria. Su prematuro alejamiento de las pistas, el rechazo del ambiente deportivo estadounidense y el desempleo los llevó a la depresión. John Carlos tocó fondo a fines de los '70: su mujer se suicidó en 1977. Pero resurgieron ejerciendo la docencia, profesión que todavía abrazan con devoción en escuelas secundarias del país que los negó por manifestarse en contra de algo que estaba tan mal que de hecho hoy no existe más, al menos no de manera legal.

Su universidad, San José State, los homenajeó en 2005 con una estatua gigante.

Peter Norman estableció aquel día el actual récord australiano en 200 mts. llanos. Cuatro años después calificaría para los Juegos de Munich, pero su país decidió no llevarlo. En 1985 a causa de una gangrena secundaria a un desgarro en el tendón de Aquiles casi le amputan una pierna, con lo cual su carrera atlética llegó a su fin. La ruta de la depresión y el alcoholismo tambien fue recorrida por Norman, quien falleció en Octubre de 2006. Smith y Carlos fueron los primeros de la columna que trasladó el féretro a su descanso eterno.

Su sobrino-nieto, Matt Norman, realizó una película en su honor llamada "Salute" ("Saludo").

El COI nunca les devolvió sus medallas.

"Si gano, soy americano. Pero si hago algo mal, entonces me llaman 'negro'".

- Tommie Smith


[Nota del Editor] Esta foto representa uno de los momentos de la Historia que más me gusta recordar. En días como estos en que la compasión significa tan poco y en que estamos a punto de vivir otra parodia olímpica en Beijing, estos tres hombres y su lección de compromiso me obligan a rescatarlos del olvido. Porque esos tres muchachos, aquella noche de verano, le dieron sentido a los Juegos Olímpicos.

3 comentarios:

El TITO dijo...

Yo ni siquiera había nacido. Pero parte de mi infancia la viví en Tlatelolco, muy cerca de la sección donde se encuentra La Plaza de las Tres Culturas, llamada así porque por un lado están las ruinas aztecas, por otro lado está la Iglesia colonial y por otro lado está lo que en aquella época era la vanguardia, el complejo de Tlatelolco y su ya famoso edificio Chihuahua. Aquí, entre las ruinas jugaba con varios amigos de la primaria a escondernos y demás (hoy afortunadamente ya está cercado el lugar), sin dar cuenta que 20 años antes había habido una cruenta matanza que daría la vuelta al mundo, no por lo que se luchaba, sino por la forma en la que se reprimió.

En fin, todo lo que puede guradar una imagen verdad?

San Gordelius dijo...

Había olvidado que tenía un blogocamarada mexicano.

Es verdad Tito. Todo lo que puede guardar una imagen.

Y tambien todo lo que uno no conoce sobre el suelo que pisa (me hace acordar a una publicidad del History Channel).

Mi Ciudad tiene más de 450 años de Historia desde que fue fundada por los españoles (no como la tuya que ya existía como tal desde los aztecas y olmecas). Y en ella han tenido lugar genocidios, luchas dignísimas, sueños aplastados a palazos, revueltas que anoticiaron al mundo entero de la altivez del pueblo cordobés...

Y todo eso, y toda nuestra Historia, se puede resumir en fotos.

Estoy preparando desde hace un tiempo una serie de 10 fotos sobre el siglo XX en mi ciudad.

Saludos mano!

Anónimo dijo...

JAZMIN H.

Sobre las olimpiadas:

yo tengo 18 años mi color de piel es moreno claro y estoy en contra de cualquier tipo de discriminacion. ademas creo que las personas son estupidas al creer ser mejores por tener un color de piel mas claro. la verdad creo que las personas valen mas por lo que pienzan y sienten que por su forma externa. Los jobenes olimpicos fueron tratados de lo peor y creo que eso no tenia que haber pasado por que estaban mostrando una REALIDAD AL MUNDO y fueron reprimidos y humillados. pero en fin... la raza humana es tonta y discriminativa por naturaleza.

sobre la matanza de Tlatelolco:

creo que fue lo peor que pudo haber hecho el gobierno y los militares por que segun la constitucion somos un "PAIS DE LIBRE EXPRESIÓN" Y lo que paso fue totalmente cruel e innecesario, uno de los sucesos mas crueles en México, por La forma en que se actuo contra la vida de jobenes estudiantes y más personas inocentes. el acto nos demostro que a las personas que mexico es un pais reprimido.

el suceso del 2 de octubre del 68 nunca se olvidara, por que México quiere estar unido y luchara por una sociedad que busca la LIBRE EXPRESIÓN.