miércoles, 2 de noviembre de 2011

Convergencias 9

Silueta de tropas británicas sobre la pared. Padre Andrew Totten, Afganistán, 2011.


Tropas australianas al amanecer. Frank Hurley, Passchendaele (Bélgica), 1917.

sábado, 11 de setiembre de 2010

Humareda (Convergencias 8)

1973

2001

lunes, 23 de agosto de 2010

220872

Tomás Eloy Martínez, desde el más allá, nos recuerda que después de Trelew, la sangre derramada no se podía negociar.


Regreso a Trelew

Trelew no se parece en casi nada a la ciudad que era hace 35 años, cuando la vi por primera vez. Su población se ha multiplicado cuatro veces: de los veintiséis mil habitantes de entonces a los casi cien mil de ahora. En el centro abundan los cafés, los negocios atareados, los turistas que tratan de acercarse a las ballenas en el océano próximo. Sólo no han cambiado las ondulaciones que separan el casco urbano de la estepa, el té de la tarde que los galeses dejaron como una costumbre de siempre cuando colonizaron la región en 1865, las siestas inevitables.

El aeropuerto de 1972, donde se refugiaron y se rindieron sin condiciones los diecinueve guerrilleros fugitivos del penal de Rawson, ya no está donde estaba. El nuevo es un imponente conjunto de dos plantas situado en el camino a Gaiman, siete kilómetros hacia el Oeste, en vez del modesto edificio que antes desafiaba la soledad quince kilómetros al Este, cerca del mar.

A las pocas horas de llegar tuve que declarar como testigo ante el juez federal Hugo Sastre por un libro que publiqué en 1973, La pasión según Trelew. Allí se relata la fuga en masa de 115 guerrilleros desde Rawson, el 15 de agosto de 1972, el fracaso de casi todos en alcanzar a tiempo el avión de Austral capturado por sus compañeros en Comodoro Rivadavia, y la rendición sin condiciones de los diecinueve que llegaron tarde y se quedaron en tierra, mientras los otros rezagados volvían a la cárcel.

Los que se rindieron fueron sacados de sus celdas la madrugada del 22 de agosto y ametrallados por los oficiales de la Marina encargados de su custodia. Así lo recuerda Trelew, el documental de Mariana Arruti que vi el día del 35° aniversario. Pocos relatos de esa tragedia sin drama –o de cualquier tragedia en general– me han parecido tan ascéticos y a la vez tan conmovedores. Arruti logra el prodigio de restablecer el pasado tal como fue –el pasado en sí que Proust aspiraba a resucitar– desplegando con prolijidad imágenes de los noticiarios, declaraciones de testigos y retratos silenciosos de los lugares tal como el tiempo los ha dejado.

Antes de la tragedia: los presos que se habían fugado se entregan en el aeropuerto de Trelew, el 22 de agosto de 1972

En sus primeros minutos, Trelew relata la solidaridad que poco a poco despertó entre los habitantes comunes de la ciudad cuando los primeros presos políticos llegaron al penal de Rawson y cómo se crearon amistades imposibles entre los que ya estaban en la ciudad y los familiares que iban llegando de lugares distantes con medicamentos y ropa. Casi en seguida, la película se detiene en los preparativos de una fuga en masa que parecía empresa de locos y que fracasa a última hora por una señal mal comprendida. Es el mejor momento de Trelew. En la narración de Arruti hay un despojamiento visual y un ascetismo expresivo que hace pensar en Un condenado a muerte se escapa, la obra maestra que Robert Bresson dirigió en 1957. Los detalles de los muros, de las escaleras descascaradas, de las celdas sin nadie, tienen una densidad casi metafísica.

Cuando me propuse narrar esa fuga en 1973, Ana Wiessen, una de las guerrilleras que esperaban a los fugitivos en Trelew para llevarlos al aeropuerto, me dijo que, al no verlos llegar a la hora convenida, tuvo “un pensamiento judío”. “Los judíos –explicó– siempre comparamos los signos que nos envía Dios con otros signos más terrenales para averiguar si aquéllos son falsos. Pero también Dios puede querer engañarnos. Por lo tanto, Dios nos ha engañado, me dije. Y ése fue un verdadero pensamiento judío.” Ana Wiessen hablaba en tiempos inclementes. Todo lo que entonces decía podía incriminarla, devolverla a la cárcel, arrastrarla a la muerte.

La película de Arruti lleva esa duda metafísica más lejos, porque la transforma en culpa. Uno de los responsables de transportar a los fugitivos, Jorge Lewinger, confiesa que interpretó mal las señales que le daban desde el penal, o que las confundió, y que ese error no ha dejado de atormentarlo. Trelew reúne, por fin, los testimonios de mucha gente que se había negado a hablar. De hecho, cuando emprendí la investigación para mi libro de 1973, me dijeron que Jorge Lewinger había participado en la fuga pero que hablar podía costarle la vida. Y no hay libro en el mundo que valga la vida de un solo ser humano.

Tanto el juez federal Hugo Sastre como la película de Mariana Arruti cuentan que la Marina sigue negándose a colaborar en la investigación. Nadie ha querido echar luz sobre un grave episodio de sangre que sigue atribuyéndose al descontrol de dos o tres oficiales navales durante la madrugada del 22 de agosto. Hubo dieciséis muertos aquel día –y casi todos ellos fueron rematados por una descarga final–, más tres sobrevivientes que inculparon a esos oficiales antes de que los tres desaparecieran a su vez, años más tarde, en los campos de tormento de la dictadura. Acaso los señalados tengan una versión indulgente de lo que hicieron pero, mientras sus camaradas de armas callen, los habitantes de Trelew y los que escriben esa historia seguirán creyéndolos culpables.

Más que los relatos de la fuga y de la matanza, que todavía arrebatan el corazón de tanta gente, lo que sigue impresionándome es la simetría entre lo que sucedió la madrugada del 22 de agosto de 1972 en la base naval y lo que padecieron los habitantes de Trelew cuarenta días más tarde. Al amanecer del 11 de octubre, aquel mismo año, diecinueve ciudadanos fueron detenidos en el viejo aeropuerto por las patrullas del ejército que habían invadido las calles y bloqueado las salidas hacia Rawson, Puerto Madryn y la zona de las chacras galesas. Ninguno de esos prisioneros era digno de sospecha. Se trataba de militantes pacíficos de partidos políticos que actuaban en la democracia, profesores secundarios o universitarios, dirigentes sindicales y hasta un intendente radical recién elegido Algunos de ellos ni siquiera sabían por qué los llevaban, con las manos atadas a las espaldas, hacia un campamento improvisado junto a un avión Hércules C-130. Las cifras, quizá por azar, son simbólicas: dieciséis prisioneros cayeron en la base naval; tres sobrevivieron a la matanza. Cuarenta días más tarde, de los diecinueve rehenes a los que levantaron de la cama en medio de la noche, tres fueron liberados sin explicaciones a las pocas horas. Los otros dieciséis fueron enviados a la cárcel de Villa Devoto.

Llegué a Trelew en esos días y fui testigo de la indignación con que la ciudad entera respondió al arresto de algunos de sus habitantes. Más de tres mil personas –la décima parte de la población– colmó durante una semana la sala del teatro Español desde el amanecer hasta la noche para reclamar la devolución de sus presos sin causa. Nadie dormía. La gente comía en los asientos de la platea, florecían las asambleas y los discursos. Allí encontré, convertida en una Pasionaria patagónica, a Teresita Belfiore, una compañera de la Escuela de Letras de Tucumán, que enseñaba Lenguas Clásicas en el Instituto Universitario de Trelew. Se cantaban sin tregua poemas compuestos al calor de la vigilia, se leían mensajes de solidaridad de los pueblos vecinos. Salvo en la Patagonia misma, ya casi nadie se acuerda de aquella rebelión espontánea, desatada por ciudadanos de a pie. Es, sin embargo, una rebelión ejemplar. Demuestra la fuerza que puede tener un pueblo entero cuando lo enciende una causa justa.

La matanza de Trelew cambió los vientos de la política argentina y se convirtió en una semilla de odio. Aunque nadie lo sabía entonces, faltaban pocos meses para que Juan Perón regresara de su exilio de dieciocho años. El gobierno de Alejandro Lanusse prometía elecciones libres, sin proscripciones. Sin las heridas de Trelew, acaso habría sido más fácil apagar los incendios que vinieron después. Pero aquel 22 de agosto se abrió una grieta inútil, y por allí fluyó la sangre de mucha gente.

Tomás Eloy Martínez
La Nación, Sábado 25 de Agosto de 2007

lunes, 12 de julio de 2010

Grandes Frases XLX

"El peronismo es un tema muy complicado. Yo a veces digo, como chiste, que para los argentinos la raíz de la palabra peronismo es Perón. Para mí es "pero", porque cualquier cosa que uno diga sobre el peronismo tiene la respuesta "sí, pero". "¿Tenía un elemento fascista?" "Sí, pero…" "¿Era progresista?", "Sí, pero…" ¿Se trata de un partido, de un movimiento, de una doctrina social? Casi cualquier cosa que uno pueda decir del peronismo se responde con un "sí, pero". El peronismo es una figura que entró en el imaginario argentino y hasta ahora no lo han podido sacar. ¿Quiénes son los descendientes del peronismo? Menem era peronista, pero desbarató el modelo económico del peronismo. Ahora tenemos un gobierno supuestamente peronista, pero los temas que predominan en su discurso son denuncias contra el menemismo. Por otra parte, si el peronismo tiene la capacidad de gobernar, al mismo tiempo tiene la capacidad de sabotear todo gobierno que no sea peronista. La genialidad del peronismo es que Perón formó un movimiento de grupos muy dispersos: desde nacionalistas aristocráticos hasta populistas. El genio de Perón era aglutinar a esos grupos."

-Nicholas Shumway
La Voz del Interior, 12/07/10

lunes, 24 de mayo de 2010

De Izquierda

"¿Qué nos separa de los partidos de derecha? Básicamente, una concepción distinta respecto al papel de las instituciones y las políticas públicas para poder acelerar el crecimiento económico, por una parte, y para garantizar que los frutos de dicho crecimiento lleguen a todos los ciudadanos y a todas las regiones del país. Esa tarea no la hace el mercado. Esa tarea requiere de políticas claras y bien definidas. El Estado, cuando es ágil, moderno y dinámico sale al paso de las desigualdades y eso lo defenderemos siempre."

- Ricardo Lagos
Presidente de Chile (2000 - 2006)
Clarín, Domingo 7 de Febrero de 2010

miércoles, 12 de mayo de 2010

Escraches

Nos llega lo siguiente desde el sitio del muy conservador Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas de Nicaragua:

"Los sucesos ocurridos el día 20 de Abril del año en curso, cuando manifestantes del Frente Sandinista y funcionarios del Estado hicieron uso de piedras y morteros para atacar las instalaciones del Hotel Holiday Inn, poniendo en riesgo la vida de ciudadanos y turistas allí presentes, y agredieron físicamente a varios diputados que se encontraban en dicho hotel, nos obliga a demandar a lo inmediato un acuerdo nacional en el cual, el gobierno y la oposición se comprometan a no hacer uso de ningún medio de violencia para dirimir conflictos, lo que incluye:

1) la no utilización de jóvenes como fuerzas de choque.

2) erradicar definitivamente el uso de morteros y armas de cualquier tipo en las movilizaciones políticas.

3) moderar el lenguaje, evitando los insultos y agresiones verbales.

4) no utilizar amenazas como forma de intimidación política.

5) cesar la presión política sobre las fuerzas policiales que les impide ejercer sus funciones de orden público.

Finalmente, hacemos un ferviente llamado a las fuerzas políticas del país a buscar una solución pacífica y de nación a la crisis actual."


¿Qué tal? Parece que los gobiernos y las oposiciones de América Latina no tienen nada de nuevo.

sábado, 8 de mayo de 2010

Estamos con Pachano

La redacción de uNPoRoTO!!! definió su línea editorial en base a la ironía, la innovación y el humor negro como herramientas para generar la reflexión sobre la realidad que nos toca vivir. Por eso nunca incluyó insultos a la capacidad intelectual de la gente tales como los programas de Tinelli (o Sofovich).

Pero esta semana, hay condimentos trágicos a la polémica inaugural del ciclo más estupidizante de la TV nacional.

Este es un extracto del informe que el espía chileno Enrique Arancibia Clavel envía a sus superiores durante la dictadura militar:


"Sobre más antecedentes de Graciela Alfano, la actual amante de Massera puedo informar que ésta es actriz y modelo. Está con Massera desde hace 6 meses. Ultimamente se ha sabido de costosos regalos que le fueron hechos (departamento, pieles, joyas, etc.).

[...] El padre de la Alfano se está candidateando para ser el futuro Presidente del Club River Plate. Aclaro que estas elecciones son verdaderas carreras de gastos y demagogia. Se descuenta que tendrá el apoyo importante de Massera."

¿Qué clase de persona insulta a otra haciendo alusión a su homosexualidad o a una enfermedad?

¿Qué clase de persona se acuesta con un genocida con tal de estar cerca del poder?

La respuesta es clara. Alguien como Graciela Alfano.


PD: Queremos creer que todo esto no estaba armado. Pero por sobre todo, queremos creer.

martes, 27 de abril de 2010

Casi cien

"¿Quién habla hoy en día del exterminio de los armenios?"

-Adolf Hitler
Obersalszberg, 22 de agosto de 1939

martes, 23 de febrero de 2010

Dear Mr. Brown

Gordon Brown PM
10 Downing Street
London SW1A 2AA
UNITED KINGDOM


Dear Mr. Brown,

In view of the ongoing so called 'diplomatic escalade' between your Government and my own, that is, Argentina's, I've decided to dedicate you a few lines, so as to state my position on this particular issue and to remind you of several items you seem to have forgotten.


I should start where it is most important today, the armed conflict that took place almost 28 years ago. For 6 years before April 2nd 1982, the country had been ruled by a military dictatorship that kidnapped, tortured, dissapeared, and claimed the lives of thousands of their own people. With complete disregard of all previous licit diplomatic work, and with the only purpose of remaining in power, the military Junta decided to send a Task Force and set an Argentine government in the Falkland Islands –I won't quarrel with any 'patriot' over a name– for the first time in 149 years. That was monstruous, imbecile, irresponsible and coward. Just like all the actions taken by the Junta.

Conscript soldiers, who had been trained by Armed Forces whose only real conflict hypothesis since 1870 had been the control of social unrest, were sent to a territory that's only a couple of thousand miles from the South Pole without proper winter clothing nor surviving equipment. Badly led and demoralised by their own superiors' stupidity, they starved for 74 days and even then, they picked up their rifles and fought with dignity for a cause they firmly believed in, despite the political use of it. During the battle for Mount Longdon, Brigadier Julian Thompson said: "We couldn't believe that these teenagers disguised as soldiers were causing us to suffer so many losses."

After that battle, elements from 3 Para commited several war crimes, specifically execution of surrendered enemies. The families of the executed still await Justice.

But that's enough for the war. It's time I remind you how it all began. Fishing rights. That's why when Captain David Jewett arrived in the islands in 1820, he read a statement in English to all American and British fishers and seal hunters who were there without permission of the Argentine Government. March 1982 was signed by a very similar episode involving a whaling factory and a small detachment of Argentine marines.

Now the problem seems to be over oiling rights. But something has changed in the History between us. With all our difficulties, our democracy has just turned 26. And may I remark that in the many times of turmoil we've lived since December 10 1983, any of us has ever thought that democracy was a part of the problem. Our Armed Forces are completely subordinated to civilian power –rather than economic power as they were before– and they faced a restructuration process towards active participation in maintenance of stability throughout the world, as part of UN forces. And we still stand as the only country that put its own criminals in a civilian Court. In fact, we continue to do so.

On the other hand, right now Great Britain has soldiers in Iraq –"a war that should have never been authorized and should have never been waged"– and Afghanistan, which has already been stormed by men wearing red coats in 1839, 1878 and 1919. This seems to be a British military syndrome: you invade countries you've already invaded before. Burma, for instance, which lost its sovereignity not to its actual military dictators, but to British invaders in 1823, 1852 and finally in 1885. Iraq itself suffered a British Mandate starting after World War I –and only finished after a large concession over it's oil–, during which Arthur 'Bomber' Harris raided civilians from the air by all means possible: carpet-bombing, poisonous gas and delayed action bombs. Even today's allies like the United States and France have been repeatedly invaded by British troops: the US fired the first bullet for independence in 1775 only to do it all over again in 1812, and France was England's preferred enemy at least since the Middle Age, times in which a Scot like you couldn't have become Prime Minister for two reasons: because you are a Scot, and because there were no Prime Ministers back then.

Argentina is not an exception. After the invasions of 1806 and 1807, Royal Navy ships set a blockade on the port of Buenos Aires in 1848, and not to mention, of course, the seizure of the Falkland Islands by Captain John James Onslow in 1833. In spite of this, Argentina proved a true friend of the British people in its hour of need: during the Blitz, Argentines collected money to pay for two squadrons comprised of Mosquitos and the long-famed Supermarine Spitfires. Argentines of Anglo descent joined the battle against Hitler, and others whose blood had nothing to do with Albion such as Raúl Casares and Ricardo Moreno, also went on to fight for freedom and democracy alongside Britons. During those days of fear, many found shelter at the Argentine Embassy in London, which was the only foreign legation that remained open throughout the war, after Ambassador Miguel Ángel Cárcano said his famous quote: "As long as the King and Queen stay in London, I will too". That was our international relations' finest hour.

Why does your Government, Prime Minister Brown, recall the ghost of militarization over this 'diplomatic escalade'? Is it that oil is a bussiness too lucrative as to maintain peace over this poverty-striken part of the world? Is that why the British government, that honours its worst genocidal History in today's disgusting wars of Iraq and Afghanistan, needs Argentina to be once again considered the 'bad guys'? Is it because the large majority of the British people won't support another international illegal action, considering they already don't support this two wars? Is that why you have to sell them a lie, just like your predecessor Tony Blair? Or is it that it is an electoral year and your opponent David Cameron seems to be performing better in polls?

Please Mr. Brown, if you care for the British people living in the Falklands, I respectfully ask you to clarify my concerns. They too deserve to know what all this is really about.

Best regards,



St. Fatelius

PS. I must say I totally agree with the Mail on Sunday's article, she does have an Old Plastic Face.

Periodismo al Margen (del Diccionario)

desbastar. ‘Quitar las partes más bastas [a algo]’: «Cuando quiera colocar una piedra y no asiente bien, desbaste o labre un poco la superficie» (Lesur Albañilería [Méx. 1991]); ‘eliminar la tosquedad o rudeza [de alguien]’: «¿Tú has leído a Proust? ¿No? ¿Nunca? Estás todavía por desbastar» (Rojas Hidalgo [Esp. 1980]). No debe confundirse con devastar (‘destruir’; → devastar). Son incorrectas y deben evitarse las formas desvastar y debastar.

devastar. ‘Destruir completamente’: «Los bombardeos aliados devastaban la ciudad» (Volpi Klingsor [Méx. 1999]). No debe confundirse con desbastar (‘quitar lo basto’; → desbastar). Son incorrectas y deben evitarse las formas debastar y desvastar.

[La Mañana de Córdoba 23/02/2010 - Juan Manuel Cid: "Luis Juez desbastó Defensa Civil"]

jueves, 11 de febrero de 2010

Alguien lo Dijo

"Asombrada, he podido observar que, en recientes apariciones públicas, De la Sota, principalmente en el sur cordobés (ya en indisimulable campaña electoral), recibió aplausos, más aplausos que cuestionamientos. Y la pregunta es: ¿qué aplauden los cordobeses?

El fracaso de la irresponsable y marketinera reducción del 30 por ciento del impuesto inmobiliario, con el evidente impacto en la prestación de servicios básicos; el creciente desarrollo del juego con la imparable instalación de los slots, que en algunas ciudades del interior funcionan en el microcentro y la sospechosa participación de funcionarios de primera línea en la empresa que los explota, y la asociación de la política con los negocios que todos sabemos existe y se ha visto potenciada en los últimos años son algunas de las cuestiones que una sociedad celosa y fiel custodia de los bienes públicos estaría reprochando, y pidiendo rendición de cuentas a los responsables.

¿Cómo se puede entender el comportamiento y la actitud de una sociedad que es muy crítica en las charlas de café o en las sobremesas familiares, pero al momento de interpelar en serio a los funcionarios, responde con aplausos? ¿Qué aplauden los cordobeses?"

- Dip Nac Griselda Baldata
ARI Córdoba

sábado, 30 de enero de 2010

27 de enero de 1945


"Lo inaceptable del Holocausto para nosotros es que es nuestro, que nos constituye; lo produce el mismo Estado que produce el 'welfare'. Sólo Roosevelt y Hitler afrontaron la depresión con un presupuesto deficitario y pusieron en marcha la máquina de hacer billetes. La tanatopolítica que más tarde, en un estado de excepción como es la guerra, llevaron a cabo los nazis no es sino el reverso oscuro del 'welfare', y será a la postre la tentación permanente de las sociedades de control."

- Raúl Fernández Vítores

jueves, 19 de noviembre de 2009

Grandes Frases XLIX

"Los médicos trabajan para conservarnos la salud, y los cocineros para destruirla, pero estos últimos están más seguros de lograr su intento."

jueves, 17 de setiembre de 2009

Grandes Frases XLVIII

"Ahora parece más seguro que nunca que la sangrienta experiencia de Viet Nam acabará en un punto muerto (...) Para este periodista está cada vez más claro que la única forma racional de terminar la guerra es negociar, no como vencedores, sino como un pueblo noble que se mantuvo fiel a su compromiso de defender la democracia y lo hizo lo mejor que pudo. Les habló Walter Cronkite. Buenas noches."

Saigón - 27 de Febrero de 1968

lunes, 13 de julio de 2009

Gripe Paranoica

Queridos amigos:


Con esto de la Gripe A hay que informarse bien, porque la gente se está paranoiqueando y es bueno tener en claro las cosas para no volverse locos. Por suerte, en mi casa no hemos llegado a ese extremo y solamente hemos tomado medidas preventivas:

Echamos Lysoform en los picaportes, las mesas, sillas, inodoros y en el teclado de la PC (ya rompimos 3);

Nos lavamos con alcohol en gel cada vez que entramos a casa (tenemos las manos pegoteadas todo el tiempo);

Por las dudas nos lavamos con alcohol por dentro (hace quince días que estamos en pedo), si el bicho llega a vencer las barreras externas adentro lo hacemos mierda;

No nos sacamos el barbijo por nada del mundo (salvo para tomar el alcohol);

No nos juntamos con nadie (ni entre nosotros) y no le damos la mano ni besamos a nadie (eso en algunos casos suele estar bueno);

Ventilamos la casa todo el tiempo (nos recagamos de frío, pero con lo que chupamos ni nos damos cuenta);

Despedimos a la mucama (desde lejos y sin tocarla), no atendemos a vendedores ambulantes ni vamos al súper, ni al cine, ni a trabajar, ni a nada.

Lástima que, con eso de ventilar, la casa se nos llenó de mosquitos y como hay que prevenir el dengue nos estamos untando con Off, rociamos todo con Raid Azul, Shelton Naranja y Fuji Verde, compramos trajes de apicultores (para que los mosquitos no puedan llegarnos a la piel) y seguimos bebiendo lo que nos queda en la bodeguita (a esta altura no sé si eso previene el dengue, pero es divertido).

Por otra parte, con estas medidas logramos evitar los robos, si alguien entra a la casa muere envenenado o del cagazo al vernos con esos trajes blancos, con capuchas y barbijos.

Menos mal que no hemos caído en la locura general, sino la estaríamos pasando muy mal.


Saludos desde el sótano.

sábado, 13 de junio de 2009

¡Mirá Vos!

Leyendo la revista de negocios "Punto a Punto" del 3 de Junio, encontramos las siguientes perlitas:

¿No era que por Ley Provincial no se podía desmontar?

Click para agrandar


Padrinazgo anti-K



Las cosas de las que uno se entera leyendo a los que saben...

jueves, 14 de mayo de 2009

Grandes Frases XLVII

"Las grandes obras las sueñan los genios locos, las ejecutan los luchadores natos, las disfrutan los felices cuerdos y las critican los inútiles crónicos."

- Proverbio Ruso

sábado, 9 de mayo de 2009

Los Socios de Roche

Diario 'Le Figaro' de Francia: "La gripe A continúa propagándose".

Si en unos meses efectivamente se viene la ola asesina (como ocurrió en 1918) en el hemisferio sur, no se preocupen: el Tamiflu no sirve para nada.

viernes, 8 de mayo de 2009

¿Quién se acordó de...

...la Semana Roja de 1909?

Sí, ya pasaron cien años.

jueves, 30 de abril de 2009

Convergencias 7

Seattle, 1918

México DF, 2009

¿Cuánto dinero habría ganado Roche si hubiera habido Tamiflu en 1918? Con el miedo se arman campañas políticas y se amasan fortunas...